lunes, 7 de enero de 2008

EL RÍO QUE NO CESA

No tuvimos bastante con las 66 mujeres y 3 hombres según el IAM, víctimas de violencia de género de 2007, cuando la agencia EFE nos conmueve con la noticia de la segunda y tercera víctimas de este 2008 que acabamos de empezar.
Las escuetas reseñas nos hablan de jovenes mujeres de nacionalidad rusa de las que desconocemos por ahora su nombre, asesinadas presuntamente por sus compañeros sentimentales de nacionalidad ucraniana y ecuatoriana. En uno de estos casos incomprensiblemente vivía una pareja en el mismo hogar a pesar de una orden de alejamiento.
Por desgracia tenemos que seguir publicando biografías y en esta ocasión en homenaje a estas mujeres, queremos mostrar a MARIA DOLORES RODRÍGUEZ SOPEÑA. Esta almeriense nacida en Velez Rubio en 1848 y que demostró a través de su vida y obra un compromiso social con los más necesitados. Todo ello en el marco de una práctica laica pero con el compromiso religioso católico practicante.
A lo largo de su vida esta mujer rompio moldes con el estereotipo vigente destinado a la mujer tradicional e hizo de los viajes una de las señas de su vida.
El reconocimiento de la iglesia a su obra le ha llevado a su beatificación en marzo del 2003.
Podemos seguir algunos datos biografícos en la siguiente dirección.
Esperemos, que cuando paseemos por la céntrica calle de Almería que lleva su nombre, sepamos reconocer su valía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En Vélez Rubio, localidad almeriense donde nación e inició su labor comprometida Dolores Rodríguez Sopeña, puede visitarse su casa en la que están ubicadas actualmente la Iglesia y Palacio de San José (Palacio de las Catequistas), sita en la calle de santa Inés, y que antaño fue la antigua casa del Adminstrador del Marqués, del S.XVIII. Con permiso de quienes viven ahora podremos contemplar un pequeño museo en el cual se exponen objetos de su ambiente familiar y de sus comienzos religiosos.

José Aurelio dijo...

Gracias Indalecio, lo tendremos en cuenta para la excursión del curso que viene.