viernes, 29 de octubre de 2010

CARMEN MARIN Y SU AFICIÓN POR EL TEATRO

Continuamos la información de una entrada anterior dedicada a Celia Viñas y su labor docente y de dinamización cultural de la ciudad de Almería .

CARMEN MARÍN, compañera de estudios de Celia y Profesora de la Escuela Normal de Magisterio de Almería, jubilada ya, la recuerda así: “Celia era una niña con calcetines hasta las rodillas y unas piernas muy largas, flequillo y melenas a lo paje. Era seria y se pasaba el tiempo leyendo y escribiendo”. Posteriormente, Camen Marín, compartiría con Celia el gusto por el teatro, y, desde el grupo creado por ella en el seno de la Escuela Normal de Magisterio, animaría la vida cultural de Almería en la década de los setenta, junto a grupos como: “Bochica” o el dirigido por el periodista almeriense José María Siles. Con su grupo puso en escena obras como: “Pinocho”, “El tintero” o “Adios al bachillerato”, ésta última entró en la programación de los entonces llamados “Festivales de España” y se representó en La Alcazaba.

La afición al teatro de Carmen Marín caló hondo en los componentes de su grupo, algunos de los cuales siguieron y siguen activos en el mundo del teatro: el más destacado es JUAN NONO BARCELÓ, cofundador del grupo “Bochica” (“La casa de Bernarda Alba”) y autor de una serie de aventuras teatrales de importancia con representaciones como:“Don Cristóbal de los pájaros”, “Cuento de Navidad”...o desde el grupo “Caleido”: “Los fusiles de la señora Carrar”, “El confiado por desconfiado” o “La dama del olivar”.

En un plan mucho mas modesto, e intentando resucitar “los teatrillos de toda la vida y de todos los pueblos”, CECILIO VÁZQUEZ, ha ejercido, desde 1.987, esa labor en Pechina, paralela a su labor docente. Su actividad ha tenido una doble vertiente: teatro infantil y juvenil con los chicos y chicas del Colegio y del Instituto, y, teatro adulto con un grupo de amigos,vecinos de la localidad. En la primera vertiente, además de teatros navideños, ha efectuado representaciones de obras como: “Hay fiesta en ABC”,“El país de la cien palabras”, “El hombre de las cien manos”, “Esto es Troya”, “Yo quiero ser joven”...., en la segunda vertiente, obras de los Quintero como: “Doña Clarines”, “Tambor y cascabel”, o ”el genio alegre”, de Jardiel Poncela (“Cinco corazones con freno y marcha atrás”), de F. Arrabal (“Pic Nic”), o de Carlos Arniches “Los caciques”, así como de Plauto (“Los menecmos”), y, una larga serie de sainetes y monólogos de los Hermanos Quintero y de Carlos Arniches.