viernes, 22 de mayo de 2009

UNA BLOGUERA VETERANA

Gracias a nuestra asesora del CEP, Carmen María Martínez, conocemos la experiencia de esta singular mujer. Con 95 años ya cumplidos un regalo de su nieto, la convertía en una de las blogueras de mas edad del mundo. Su blog " A mis 95 años", se ha convertido en todo un fenómeno social en la red. Para mala suerte nuestra, lo conocemos cuando su administradora ha fallecido el jueves día 21. La dimensión de su "hobbie" se demuestra en datos como el hecho de recibir mas de 1,6 millones de visitas o que haya recibido más de 800 comentarios de condolencia por su muerte.
Ella es MARÍA AMELIA LÓPEZ SOLIÑO. Nacida en Muxía (A Coruña) en 1911 y residente en Sanxenxo, la abuela de la Red llevaba dos meses sin hacer nuevas aportaciones a su página, con la que se comunicaba, para su sorpresa y delicia, con miles de "amigos" de los cinco continentes. Había avisado de que su salud había empeorado.
Su versatilidad digital la había hecho usuaria no solo del blog sino que también se había aventurado en Facebook y Youtube. Se había hecho merecedora también del premio BOBs 2007 al mejor diario cibernético editado en español.
Sirva esta entrada para reflexionar un par de cosas. Una es que la capacidad para aprender no se acaba nunca y cualquier edad es buena para el atrevimiento incluso en la tecnología. La otra cuestión es concienciarnos del "importantísimo valor" que tienen las personas en la tercera edad y a veces el poco reconocimiento que le hacemos.
Ahora que en la entrada anterior, nuestra compañera Yolanda, nos informaba del EABE09, adquiere un significado especial, un pensamiento de nuestra protagonista. En sus últimas apariciones audiovisuales, no dudaba en lanzar ante la cámara una encendida defensa de Internet, "el mejor médico", e incomparable antídoto contra los achaques de la vejez, como le gustaba resaltar con frecuencia. "Me gusta saber, no soy de esas que se sientan en el sillón a tomar la pastillita y la cabeza anda de lo más espabilada con esto del Internet. Tengo miles de nietos en todas partes", afirmaba la nonagenaria global.